Go to main content
Cargar

CampingCard ACSI

  • Hasta un 50% de descuento
    Cinco tarifas de alojamiento reducidas fijas
  • Se acepta en 3330 campings
    Inspeccionados anualmente por ACSI
  • Gratis para los niños en +650 campings
    3 niños de hasta 5 años incluidos en la tarifa
Saber más​
 

Comprar CampingCard ACSI a partir de 11,95 €

  • Hasta un 50% de descuento
    Cinco tarifas de alojamiento reducidas fijas
  • Se acepta en 3330 campings
    Inspeccionados anualmente por ACSI
  • Gratis para los niños en +650 campings
    3 niños de hasta 5 años incluidos en la tarifa
 
Mostrar todos los 27 campings - Luxemburgo

Campings populares Luxemburgo

Mostrar todos los 27 campings - Luxemburgo

Tipos de vacaciones Luxemburgo

Mostrar más tipos de vacaciones

Campings en Luxemburgo

Luxemburgo es el segundo país más pequeño de la Unión Europea, pero tiene un sorprendente número de campings. O no tan sorprendente, si se piensa en la belleza de su naturaleza y de sus ciudades clásicas. En cualquier caso, si decide viajar a Luxemburgo con su CampingCard ACSI en temporada baja, tendrá mucho donde elegir. Todos los campings de CampingCard ACSI tienen al menos una cosa en común: se puede acampar a buen precio.

Consejos sobre Luxemburgo

 ●    Luxemburgo tiene una hermosa naturaleza, perfecta para dar largas caminatas o pasear en bicicleta. Sobre todo en la región oriental de Mullerthal, también conocida como la Pequeña Suiza, que es perfecta para practicar senderismo. La naturaleza es muy variada: bosques, formaciones rocosas y hermosas cascadas definen el paisaje. Es una zona muy popular entre los turistas, y en temporada alta está bastante concurrida. Sin embargo, la temporada baja es ideal para disfrutar de la tranquilidad de los bosques y el susurro de los arroyos. 

●    En la Pequeña Suiza se encuentra Echternach, la ciudad más antigua de Luxemburgo. Echternach, fundada en el año 698, todavía conserva sus murallas medievales, y aunque la ciudad fue bombardeada en la Segunda Guerra Mundial, todavía se pueden encontrar muchos vestigios del pasado anterior a la guerra. Echternach es una ciudad con una historia larga y agitada.
 
 ●    La capital de Luxemburgo, también llamada Luxemburgo, tiene un aspecto muy peculiar. El centro de la ciudad lo atraviesa un profundo barranco, donde los árboles y los cultivos crecen exuberantemente. El barranco alberga también las casamatas, una línea de defensa militar subterránea que data del siglo XVII. Las casamatas sirvieron de refugio a millares de soldados y caballos. También cobijaban fábricas de armas, cocinas, panaderías y carnicerías. Durante la Segunda Guerra Mundial sirvieron como escondite. Unos túneles repletos de historia, no cabe duda. El interior de estas kilométricas fortificaciones se puede visitar.

Acampar a buen precio en Luxemburgo

Luxemburgo mantiene bien alta la reputación de los campings del norte de Europa: los campings luxemburgueses están muy pulcros y bien cuidados, y el personal es amable y servicial. Y lo mejor de todo: se encuentran situados en un hermoso entorno verde. Cuando visite un camping luxemburgués, se encontrará casi siempre rodeado de arroyos, bosques o montañas. Y además, si acampa en temporada baja con CampingCard ACSI, podrá disfrutar de todo eso a un precio económico.

Luxemburgo: bajo soberanía de duques neerlandeses

Luxemburgo es el único país del mundo cuyo jefe de estado es un gran duque. En principio, el duque tiene poder ejecutivo y legislativo, pero en la práctica su poder es muy limitado: el actual gran duque Enrique solo tiene una función representativa. Hasta 1890, el ‘Gran Ducado de Luxemburgo’ estuvo vinculado a los Países Bajos. Después de la derrota de Napoleón en 1815, el rey neerlandés Guillermo I fue nombrado gran duque de Luxemburgo. Luxemburgo permaneció tres generaciones bajo control de la casa de Orange-Nassau, hasta la muerte del rey Guillermo III en 1890. 

El clima de Luxemburgo

Luxemburgo no se caracteriza por gozar de altas temperaturas y tiempo soleado, pero a partir de abril puede ser muy agradable. Abril y mayo son los meses más soleados fuera de la temporada alta, así que si visita el país en temporada baja puede que tenga suerte. No espere temperaturas mediterráneas, pero tampoco las necesita para disfrutar de largas y relajantes caminatas o paseos en bicicleta, ni para visitar una casamata subterránea.